Cómo potenciar la fertilidad de forma natural

potencia la fertilidad

Actualmente muchas parejas tienen dificultades para quedarse embarazadas.

Si estás en esta situación o has estado ahí o conoces de alguien que está pasando por ello, sabrás cómo de devastadores pueden ser los efectos de infertilidad.

Mientras que los problemas para quedarse embarazada están en aumento (gracias tóxicos, gracias anticonceptivos, gracias estrés), lo bueno es que se puede contrarrestar los efectos dañinos de estos obstáculos de forma sencilla y natural.

Ya sea que estás intentando activamente quedarte embarazada o sueñas con ser madre en un futuro, puede seguir estos consejos para potenciar tu fertilidad.

Lo mejor, es que cualquier paso que des para mejorar de forma natural tu fertilidad y equilibrar tus hormonas, hará que mejore tu salud en general de muchas formas. menos dolores premenstruales, más energía, mejor humor, piel radiante, pelo más fuerte, mejor descanso…

Pasos para optimizar la ovulación y potenciar tu fertilidad

1. Registra tu ciclo menstrual

Si quieres optimizar tus hormonas y tener más probabilidades de quedarte embarazada, necesitas comenzar a registrar y entender tu ciclo menstrual. Haciéndolo podrás calcular tus días fértiles.

Hay 4 fases, y mientras la fase ovulatoria es tu ventana fértil, todas las fases son importantes y necesarias para que se de un embarazo.

Puedes utilizar una aplicación para registrarlo, es sencillo y te permite ver claramente si hay algún patrón o desequilibrio. Es importante que registres la temperatura basal, que se incrementa ligeramente después de la ovulación y mantenerse alta hasta que comiences la menstruación. Observa el moco cervical, cambia en función de la fase del ciclo, puede ir desde más seco, a más cremoso o gelatinoso.

2. Practica sexo más a menudo

Para incrementar la probabilidad de quedarte embarazada, deberías tener relaciones sexuales una vez cada dos días durante la ventana fértil (2 días antes de ovulación, 2-3 días durante ovulación, 2 días después de la ovulación).

3. Evita lubricantes convencionales

Pueden disminuir la motilidad y disponibilidad del esperma. Si necesitas una opción más segura, prueba un mezcla de aceites minerales.

potenciar la fertilidad

4. Disminuye el consumo de cafeína y alcohol

Si puedes, es interesante moderar o limitar el consumo de cafeína y alcohol durante la fase ovulatoria.

Tus niveles de estrógenos están en sus máximos y tu hígado necesita todo el apoyo posible para elimínalos adecuadamente (verduras como la remolacha, brócoli o las acelgas te ayudarán). Si tu hígado se satura, lo que pasará será que el estrógeno volverá de nuevo a tu torrente sanguíneo, dando lugar a una dominancia estrogénica, sinónimo de síndrome premenstrual intenso y dificultad a la hora de quedarte embarazada.

5. Come alimentos densamente nutritivos

De forma habitual! Como los estrógenos están por las nubes en la fase ovulatoria, es interesante comer alimentos que ayuden a la desintoxicación del hígado.

Crucíferas como las coles de Bruselas, brócoli, kale, col, coliflor, acelgas serán tus mejores amigas en esta fase del ciclo. Puedes disfrutarlas en un batido verde como este.

Ligeras pero nutritivas opciones como la quinoa, arroz integral, frutos rojos, pescado azul son también geniales durante este periodo, pues tu apetito tiende a suprimirse, pues tus hormonas pasan de «alimentarse y buscar comida, al modo deseo sexual).

Evita alimentos pesados que te dejan sin energía y te quitan el buen humor.

6. Añade adaptógenos

Maca es conocida por incrementar la líbido y la fertilidad.

Trébol rojo ayuda a incrementar el flujo cervical y lubricar de forma natural. Puedes tomarlo en infusión.

Shatavari, potencial la producción de LH (hormona luteinizante que ayuda a regular el ciclo menstrual y la producción de óvulos ). También mejora la líbido durante la ovulación. Tómalo en infusión durante la menstruación o hasta que la ovulación comience, luego para hasta el siguiente ciclo.

7. Practica ejercicio

La fase ovulatoria es ideal para practicar ejercicio de alta intensidad, pero asegúrate de reducir el ritmo después de esta fase, pues el cuerpo necesita energía para una posible implantación.

En esta fase puedes sentir un poco de molestia en la zona del bajo abdomen, baja espalda, posturas de yoga de apertura de caderas pueden ayudarte.

8. Hidrátate

El moco cervical, el cual ayuda al esperma a encontrar el óvulo, disminuye cuando no bebes suficiente agua. Tu digestión se ralentiza en esta fase y puedes sentirte más hinchada. Por lo que hidratarte bien puede ayudar a que todo esté en equilibrio y potenciar la fertilidad.

9. Minimiza la exposición a tóxicos

Tanto tu como tu pareja, pues también afecta a la fertilidad masculina, deberíais evitar fumar y minimizar la exposición a tóxicos si quieres quedarte embarazada. Estos tóxicos disminuyen el número y calidad de los espermatozoides, actúan como disruptores endocrinos y están unidos al incremento de abortos o embarazos ectópicos.

Algunas formas de reducir la exposición a toxinas es comenzar a utilizar tuppers de cristal en vez de plástico, comprar orgánico si es posible y busca por productos de limpieza, cosmética e higiene más naturales.

Mientras que tener relaciones sexuales durante la fase ovulatoria es esencial para quedarse embarazada, entender cómo funciona tu cuerpo y tus hormonas durante esta fase fértil, te permitirá potenciar la fertilidad e incrementar las posibilidades de quedarte embarazada.

Espero hayas encontrado este artículo de ayuda. Si necesitas un apoyo más personalizado no dudes en escribirme un email a hola@mariallamas.com

Fases del ciclo menstrual | Todo lo que tienes que saber

fases del ciclo menstrual

Desde nuestra primera regla (menarquia), la niña pasa a ser mujer, convirtiéndose en un ser cíclico. Esto se debe a en nuestro cuerpo comienzan a interactuar diferentes hormonas, que suben y bajan en función del momento del ciclo en que nos encontremos y que hace que veamos e interactuemos con el mundo de una manera también diferente.

Conocer bien las diferentes fases del ciclo y sus características nos ayudará a entender muchas de las cosas que nos pasan, que sentimos y experimentamos. Pero sobretodo a adaptar nuestros hábitos y actividades a esas fases del ciclo para poder disfrutar de una mejor calidad de vida y maximizar todo el potencial de cada fase (porque cada fase tiene sus beneficios).

Fases del ciclo menstrual

¿Qué es el ciclo femenino o ciclo menstrual?

Llamamos ciclo menstrual al proceso que se lleva a cabo y que prepara al útero para un embarazo mediante una serie de cambios fisiológicos. Un ciclo desde el primer día que nos baja la menstruación hasta el primer día de la siguiente.

El ciclo menstrual consta de cuatro fases y en su totalidad suele tener una duración de 21 a 35 días, siendo 28 días el estándar estipulado. ¿A partir de cuando se cuenta el ciclo menstrual? Desde el primer día de sangrado (menstruación) hasta el día previo al siguiente sangrado.

Fases del ciclo menstrual

Podemos diferenciar 4 fases del ciclo menstrual, descritas claramente para que puedas sacarles el máximo partido y así beneficiarte de sus características y peculiaridades.

fases del ciclo menstrual

1. FASE MENSTRUAL

Va desde el inicio del sangrado hasta que desaparece la menstruación. Puede durar de 2 a 7 días. Una menstruación normal menstrúa de 15 a 75ml en total. Lo ideal es usar una copa menstrual para este cálculo pues tiene marcadores de ml.

En esta fase tanto los estrógenos como la progesterona están en los niveles más bajos.

Es la fase donde tenemos mayor desgaste. Nos sentimos más inflamadas y hay tendencia a la retención de líquidos.

Esta es la fase reflexiva, un momento para parar, evaluar y conectar con lo que realmente es importante para nosotras

Tipos de cuidados en esta fase:

  • Baja el ritmo
  • Práctica de ejercicio suave: yoga, pilates, estiramientos, caminar
  • Aporta alimentos ricos en hierro, omega 3 y proteína de calidad.
  • Incluye alimentos antiinflamatorios (cúrcuma, jengibre, pescado azul, nueces, aguacate, hoja verde…)
  • Hidrátate bien

En este artículo, te cuento más características y peculiaridades sobre la menstruación.

2. FASE PREOVULATORIA

Desde que se retira la menstruación hasta la ovulación.

El objetivo de esta fase es el desarrollo de los folículos para empezar a madurar.

Comienzan a aumentar nuestros niveles de estrógenos. Los cuales comienzan a preparar el útero para un posible embarazo

Comenzamos a fabricar más flujo, el cual nos avisará que estamos muy cerca de la ovulación.

Durante esta fase nos sentimos más llenas de energía, más sociables y con más deseo sexual. Pero también incrementan nuestras capacidades analíticas, de concentración y de planificación (es momento de firmar acuerdos y pedir un aumento de sueldo ;))

Tipos de cuidados en esta fase:

  • Aprovecha para realizar ejercicio más intenso
  • Alimentos del grupo B, verduras de hoja verde y ricos en vitamina A (aquellas de color naranja)
  • Asegúrate de estar bien hidratada para crear fluido cervical.

3. FASE OVULATORIA

Esta fase suele durar 3 días y está a mitad del ciclo.

En torno al momento de la ovulación, antes de la liberación del óvulo, se puede experimentar un leve dolor en uno de los lados de la parte inferior del abdomen, conocido como “dolor de ovarios”

Aquí los estrógenos están en su punto máximo y comenzamos a segregar progesterona.

Esta es una etapa en la que seguimos a tope y estamos bien con nosotras mismas. Es la fase más expresiva y sociable, empática y radiante. Nuestro apetito suele disminuir y nuestro deseo sexual está en su punto máximo.

Tipos de cuidados en esta fase:

  • Ejercicio: sigues con energía por lo que puedes hacer el ejercicio que más te apetezca.
  • Disfruta del sol: la vitamina D es esencial para tener buenos niveles de progesterona
  • Ingiere alimentos de color naranja ricos en betacarotenos, también los ricos en magnesio, zinc y vitamina C
  • Apuesta por la proteína y reduce la ingesta de hidratos.

4. FASE LÚTEA O PREMENSTRUAL

Es una de las fases del ciclo menstrual que más tememos u odiamos.

Va desde la ovulación hasta el día previo a la siguiente menstruación. Suele durar unos 14 días y es casi la mitad de tu ciclo.

La hormona protagonista de esta fase del ciclo menstrual es la progesterona. Esta progesterona engrosa el endometrio preparándolo para un posible embrión, además de almacenar nutrientes para alimentarlo. Si el óvulo no se fecunda o no se produce la implantación, entonces dará lugar a la expulsión del tejido (la menstruación).

En esta etapa del ciclo estás más introspectiva y analítica. Los sentimientos están a flor de piel. Puedes sentir más hinchazón, retención de líquidos y estreñimiento.

Experimentamos también un incremento del apetito, solemos querer más cosas calóricas y con aporte de grasas. Por lo que no, tu hambre premenstrual no es imaginación tuya, ni algo a lo que temer. Es simplemente una necesidad natural de nuestro cuerpo. Si tu cuerpo te pide comer es porque le viene una fase de elevado gasto energético. (recuerda que en la fase preovulatoria y ovulatoria tu apetito disminuye también naturalmente ;))

Puede ser una fase muy destructiva que podemos reconvertir en creativa y liberadora, si sabes como gestionarla.

Tipos de cuidados en esta fase:

  • Baja el ritmo. Aprovecha para dormir y meditar.
  • Ejercicio de rutinas suaves: yoga, pilates, caminatas y paseos.
  • Incrementa la ingesta de alimentos antiinflamatorios como el jengibre, canela, cúrcuma.
  • Alimentos ricos en grasas, especialmente omega 3, serán nuestros mejores amigos.
  • Apuesta por las verduras verdes pues ayudarán a regular las hormonas.

Seguramente ahora entiendas muchas de las cosas que experimentas a lo largo del mes, esos cambios de humor, esas subidas de energía…. Si te tomas unos meses para analizar las diferentes fases de tu ciclo descubrirás cosas maravillosas. En este artículo, te relato todo lo que yo descubrí.

Como ves nuestro cuerpo es increíble, la capacidad que tiene para autoregularse y hacer lo que tiene que hacer, sin necesidad de que nosotros intervengamos. Es realmente sorprendente y alucinante!!

Ahora cuéntame, ¿sabías de estas diferentes de nuestro ciclo menstrual? ¿eres capaz de reconocer los cambios que sientes de una fase a otra? ¿cómo crees que podrías utilizar esta información en tu beneficio?

Y recuerda, si necesitas ayuda para adaptar tu alimentación a tu ciclo menstrual, o quieres que tu alimentación te ayude a tener un ciclo menstrual más regular y menos doloroso, no dudes en escribirme un email a hola@mariallamas.com. ¡Estaré encantada de guiarte!